Método de Liberación de Corazas MLC

¿QUÉ ES MLC?

El Método de Liberación de las Corazas ha sido creado por Marie Lise Labonte, que se inspiró en su propio proceso de utosanación y en muchos años de búsqueda y experimentación en psicosomática y energética.

El MLC es una aproximación global al cuerpo por los movimientos de despertar corporal. La herramienta base para experimentar esta aproximación es nuestro cuerpo.

El cuerpo, templo del Alma, es también la sede del inconsciente, éste es una guía que nos devuelve a dimensiones profundas de nosotros mismos.

El MLC lleva al individuo a entrar en un dialogo con su cuerpo, a escucharle, a restablecer ese vínculo profundo que un día pudo haberse escindido.

Cuando nos separamos de nuestro cuerpo, nos separamos de nuestros instintos. A medida que vamos creciendo, ante experiencias que hemos interpretado y vivido como peligrosas, nuestro cuerpo se va cerrando, se va protegiendo y es así como se van formando
las corazas, esas corazas van a permanecer inconscientes o preconscientes para la mayoría de las personas adultas y las percibimos como:

- Rigideces en nuestro cuerpo físico.
- Dolores crónicos.
- En nuestra psique como creencias limitativas y limitaciones internas.
- Depresiones.
- Angustia.
- Dificultad de vivir, permaneciendo en la supervivencia.

Cada sesión es única, cada encuentro con el propio cuerpo también. La persona experimenta los movimientos desde el respeto a si mismo, hacia su cuerpo y su propio ritmo.

El rol del terapeuta es acompañar este encuentro a través de su propia voz y su presencia, en el respeto y la ecología de cada una de las personas asistentes a la sesión.

La cronología del los movimientos y de las diferentes sesiones están basadas sobre un estudio profundo del cuerpo, de las corazas y del inconsciente y el objetivo es una liberación progresiva de la energía vital del Ser.

Beneficios

Mejor conciencia del cuerpo, sensación de re-habitar el propio cuerpo.
Más vitalidad y flexibilidad.
Tono muscular
Liberación de encierros emocionales.
Mejor conocimiento de las emociones relaciones con el cuerpo y las tensiones
contenidas en él.
Aumento de la alegría, espontaneidad…
Una mejor imagen del propio cuerpo
Sensación de confianza en sí mismo
Incremento de la energía psíquica, gusto de vivir…
Incremento de la estima de si mismo
Mejor gestión del estrés.

(Estos beneficios son expuestos a título indicativo. No se pueden dar garantías del resultado, pues el proceso es único en cada individuo)